Consolas de niño (parte 1)

… Realmente no logro encontrar buenos títulos a estas entradas de blog en relación a su contenido.

En esta ocasión no quiero decir que hay consolas especiales para niños, sino de aquellas consolas que yo quería cuando era niño.

De lo que recuerdo de mi infancia, desde muy pequeño siempre quise esos videojuegos de “tetris”, esos que los llevabas en la mochila escondidos y que los juegas con ambas manos. Había de varios precios; y desde simples, hasta “9999 in 1” (aunque todos eran los mismos, sólo cambiaban algunas velocidades y formas).
Cualquiera que haya sido el caso, tener uno de esos ya era porque sus padres hicieron sacrificio o tenían suficiente dinero.

image

Para los más jóvenes, hagan de cuenta que era un PSP, pero en vertical y con una pantalla de unos 10 x 20 pixeles, y con un boton, y cuatro que venían siendo las flechas (⬅➡⬆⬇); claro que los pixeles tenían formas como ser cuadrados con círculo al centro.

image

Otro de lo que quise fue el llamado “Family” que en aquel entonces estaba de moda, con sus juegos de 8 bits (me parece que se le conoce como Famicom, aunque sí se podían quitar los controles). Tanto fue el deseo que, “Los Reyes Magos” hicieron un gran sacrificio por traérmela un 6 de Enero. Esto fue cuando yo cursaba la escolaridad primaria, hace poco más de 20 años.

image

Consola Family en México.

Posteriormente llegó la NES, aunque no sentí mucha atracción de querer tenerla, pues me iba con amigos que la tenían para poder jugarla, además de que casi eran los mismos juegos que la consola que yo tenía. Incluso ellos también tenían la Family y hasta intercambiábamos cartuchos (cartuchos eran donde estaban los juegos; lo que hoy vendría siendo los discos donde viene el juego).

image

Cartuchos de juego de la Family.

Después de esto, y entre la primaria y secundaria (escolaridad), conocí las “Maquinitas” que se le conocen hoy como Arcades. Me gustaba ir a gastar mi domingo, y hasta lo del almuerzo diario (que me daban para que comiera a la hora del recreo en la escuela), en esas maquinitas. Son las maquinitas malditas, pues nuestros papás las odiaban porque siempre fueron motivo de gastarnos ahí lo del mandado, y tardar hasta una hora en realizar dicho mandado.

image

Me tocó ver llegar madres con cinturón en mano, y sacar a niños de estos locales haciendo uso de él ( y no era para sujetarle las manos, he).
Muchos padres hasta se juntaron e hicieron un tipo de junta para pedir cerraran estos locales de videojuegos. Creo que los de mi época lo recordarán muy bien.

Después de ese susto (y es que yo claramente vi que era mi mamá), dejé de asistir a menudo a estas instalaciones. Y es que la verdad las imágenes de aquella madre y aquél niño buscando la forma de evadir los golpes del cinturón, me traumaron; y no es para menos, pues el susto de haberla confundido con mi madre, y el ver como sujetaba esa madre al niño por más de 30 metros (y más al dar la vuelta a la esquina) dándole cinturonazos, sí se te queda en la mente. Pudo ser mi madre, y yo aquél niño.

Continúa en parte dos –>

Anuncios

Un pensamiento en “Consolas de niño (parte 1)

  1. Pingback: Consolas de niño (parte 2) | JeSe-MX

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s